SOBRE MI

JOSE RAMON SEPULVEDA REQUENA

ENCARGADO DE OBRA CIVIL

EXPERIENCIA

TRABAJO

BLOGUERO

previous arrow
next arrow
Slider
EL ENCARGADO DE OBRA

JOSE RAMON SEPULVEDA REQUENA

Mi nombre es José Ramón Sepúlveda Requena, y me dedico, al bonito mundo de la construcción. Nací en Alicante, en 1967, y aunque ya pasada la cincuenta, me encuentro en forma, gracias a la cantidad de kilómetros y escaleras que subo dia a dia en mi trabajo.

Mi trayectoria, comienza después de decidir abandonar mis estudios de ITOP, en la Universidad de Alicante. La primera empresa, que me dio la oportunidad, fue Los Serranos (Elche), a principios de la década de los 90. Recuerdo que mi primera obra, fue un puente, de una luz de unos 30 metros, y que supuso, mi bautismo, como encargado de obra.

Durante unos 8 años, estuve realizando obras de todo tipo: conservación de carreteras, con Conselleria y Diputación, reformas, urbanizaciones, etc. Fueron años, muy intensos y bonitos,  no hacia caso ni a los días ni a las horas, que empleaba en mi trabajo, ya que eran ilusionante aprender constantemente.

En el año 2003, otra empresa de Elche, perteneciente al Grupo Mora, Estructuras Altamira, se fijo en mi, y me hizo una oferta. Yo quería aprender más y para eso debía cambiar de trabajo, ya que era una oportunidad única de comenzar mi aprendizaje en la edificación. Me decidí por despedirme de los Serranos, con lo cual despues de 8 años, de trabajo, les ahorre una buena indemnización, pero necesita aprovechar esa oportunidad, mi ansia por seguir aprendiendo, podia más.

En Altamira, estuve alrededor de 2 años, realizando estructuras en el campo de golf de Bonalba en Muchamiel ( Alicante). Fue una experiencia enriquecedora, y tuve un buen compañero, que me enseñó muchas cosas. 

Una vez finalizada mi etapa en Altamira, me volvió a surgir una estupenda oportunidad de trabajo, para realizar con Ecisa Construcciones, el parking de la Plaza de los Luceros a la Estación de Renfe, en Alicante. Una obra de gran envergadura, y que habían confiado, en mi, de lo cual me sentí muy orgulloso. Fue un año y medio, de mucho trabajo. Creo recordar que solo libre varios domingos, lo demás fue trabajo, trabajo y más trabajo.

Pero para mi, ahora desde el recuerdo, fue la mejor obra que he tenido la oportunidad de ejecutar. Tenia un jefe de obra, excepcional, Rafael Frutos, y un jefe de producción, estupendo, Luis.Todo esto, unido a un equipo de trabajo perfecto, logramos con mucho esfuerzo y sacrificio, sacar el proyecto adelante. Esto fue, en 2008, y jamas olvidaré, todo lo que en ella aprendí.

Pero en 2011 las cosas, empezaron a torcerse, ya no había trabajo, y todos aquellos, a los cuales yo habia  dado trabajo, me daban la espalda. Estuve año y medio, de inquietud y sufrimiento, por estar desocupado. Intentaba utilizar mi tiempo, para renovar mis conocimientos. Lei y estudie mucho, sobre temas que me producían inquietud, porque sabía que en algún momento de mi vida, me harían falta, entre ellos informatica y edificación.

En 2013, tuve la oportunidad de conseguir trabajo, pero no tuve mucha fortuna, ya que era fuera de España, en Guatemala. La desesperación, fue tal, que no lo dude, ni un instante, y me fui ilusionado, pero la experiencia apenas duró 3 semanas.

Una vez que llegue a Guatemala, me encontré, que vivía a 5 horas de la capital, y en plena selva. Durante dos semanas, intente, adaptarme al medio y al trabajo.Pero una noche, de vuelta con mi compañero, hacia el pueblo, los indígenas, harto de que no se les escuchara, decidieron cortar los caminos.

 Nos tuvieron secuestrados, sin bajar del coche, y apremiando con gasolina y machetes, y amenazandonos constantemente de muerte, durante mas de 6 horas. Su estado era de embriaguez total y realmente, pase bastante miedo. Finalmente, un jefecillo de otra tribu, intermedio por nosotros, y logramos salir de aquel atolladero. En ese preciso momento decidi que no queria estar alli, apreciaba mucho mi vida, y me volvi a España, habiendo aprendido otra importante lección.

Ya en España, a finales de 2013, Pedro Esclapés, Gerente y propietario de TYO, me dio la oportunidad de trabajar como comercial para su empresa constructora. Esta experiencia duro , alrededor de un año, pero fue muy buena y le estaré agradecido siempre a este buen hombre y mejor amigo.

De 2014 a 2016, estuve dos años, viajando por toda España, primero en Sevilla, luego en Sant Celoni ( Barcelona), Galicia ( Cedeira),etc, vamos hice mas kilómetros que el baul de la Piquer.

A partir de Junio de 2016, me fichó, Clasica Urbana, gracias a Alejandro Alventosa, encargado de la empresa,  y un gran amigo y compañero. Me dio la oportunidad por medio de Linkedin, de poder trabajar de nuevo en lo mio.

En esta empresa, el trato fue exquisito, con mucha paciencia y amabilidad. Es una pequeña gran empresa, que cada dia que pasa, crece y crece más. Digno de recordar, su celebración de navidad, donde todos los empleados disfrutábamos de un dia estupendo alrededor de una mesa.

Y por fin, CHM, donde en la actualidad, estoy desarrollando mi trabajo, como encargado de obra, y donde sigo disfrutando de mi trabajo en compañía de un equipo excepcional.

Mi vida hasta ahora, la considero muy intensa, viajando por todo el mundo, y disfrutando de todas las experiencias que me ha brindado. Espero seguir disfrutando de ella hasta que el cuerpo me aguante, de subir escaleras en mi trabajo. Es broma, quiero seguir, disfrutando de la vida, y sobre todo, ilusionado, porque estoy escribiendo todo lo que me fluye en la cabeza y que si a alguien le sirve de ayuda o apoyo, me doy por satisfecho.

UNA DE MIS OBRAS MAS EMBLEMATICAS