QUE SON LAS HORAS POR ADMINISTRACION

Hoy quiero hablar de una de las estrellas de la construcción y la obra civil, la mano de obra por administración. ¿Quién no ha firmado alguna vez un parte de horas por administración?.  

 ¿Quienes de los que trabajamos en este mundillo, no ha discutido por una hora de más, en un parte?

Cualquier persona que trabaje en la obra, es conocedora de lo que significan las horas por administración. Desde el peón al jefe de obra, pasando por el gruista y el encargado de la obra.

Por explicarlo en pocas palabras, y de manera sencilla, horas que trabajas es igual a horas que cobras, tu rendimiento, es tu tiempo.

El parte de horas o patata caliente, como lo suelo llamar yo, es aquella hoja donde subcontratista y encargado, dan el visto bueno a las horas realizadas por los trabajadores en un dia. Mi consejo es que siempre, se queden reflejados, los nombres completos de todos los trabajadores, las horas y sobre todo, y muy importante, todo los trabajos desarrollados y descritos minuciosamente. Este pequeño detalle, se suele obviar en muchos casos, y es de suma importancia para un jefe de producción.

¿De donde tantas horas?

Nuestro jefe de produccion nos pregunta

Hasta ahora todo ha sido muy simple, sencillo y ajustado a la realidad. Pero… ahora empezamos el pan nuestro de cada día, siempre hay demasiadas horas por administración, tanto para el jefe de obra como para el jefe de producción.

¿ Una obra sin horas de administración?

De todos es sabido, que una obra necesita operarios que trabajen por horas. De otro modo, sería imposible sacar adelante muchos de los trabajos, porque hay cientos de ellos, que son necesarios para la continuidad de la obra y no están incluidos en los destajos.

Las horas por administración, son el principal quebradero de cabeza de un jefe de producción, y por descontado, del encargado de la obra. En mi caso, me ha costado más de un disgusto, incluso peleas verbales, por razones obvias de desacuerdo.

Traspasar la débil línea que separa los pensamientos sobre este tema, entre un encargado y su jefe de producción, estoy seguro que te llevará a problemas. Por eso es mejor siempre buscar el equilibrio consensuado entre ambas partes, haciendo reuniones y comparando trabajos con el número de operarios, de los que disponemos, para calcular lo que realmente necesita la obra.

Al encargado de obra, siempre le falta gente para realizar todos los trabajos que tiene pendientes y que cada día se le acumulan en la obra, sin embargo, para el jefe de producción , suelen sobrar todos menos uno, por si hubiera algún trabajo extra que hacer.

¿Porque horas de administración?

Cuando trabajaba en la Obra Civil, casi todo, por no decir todo, era trabajos por horas de administración. Pero por el contrario, en la edificación, cualquier trabajo no destajado, va por horas de administración, y por tanto, una ruina para la obra.

Hay un refrán mexicano que dice : » sólo el que carga el costal, sabe lo que lleva dentro». ¿Eso qué quiere decir?, que nosotros, los encargados, somos los que sabemos lo que llevamos entre manos, y los medios que necesitamos para trabajar, y entre ellos siempre es necesario, trabajadores por administración. Preparación de tajos, limpieza, ayudas, etc, son algunos de los trabajos fundamentales de este tipo de operarios.

Soy conocedor, que a veces esas horas se han utilizado para ocultar errores de obra, favores a subcontratas o gestiones nefastas, pero eso es prácticamente incontrolable.

¿De verdad?

la realidad de la obra

La productividad de las horas por administración

A mi entender, para tener horas por administración productivas tienen que ocurrir 3 circunstancias, y son las siguientes:

La primera, y principal, hacer durante semanas, una criba del personal que trabaja por horas, buscando la gente competente y trabajadora. Por qué digo esto, pues muy sencillo, no sería la primera vez que veo a trabajador apoyado en una pared fumando, o aprovechando cualquier ocasión para charla con los compañeros que están trabajando, o escondidos en una vivienda chateando con la novia.

Es muy importante, quedarnos con la gente que nosotros estimemos válida para realizar los trabajos. Aunque los tiempo que corren,  no puedes permitirte ese lujo, y tienes que buscar otras salidas. La gran demanda de personal, y la poca oferta existente, son los responsables de este hecho.

En segundo lugar, buscar la confianza. Los encargados debemos tener confianza en la gente que está por horas, es decir, mandarles una faena, y saber que cuando volvamos dentro de 2 horas a pasar por su tajo, veremos el trabajo realizado correctamente.

Sin confianza en tus trabajadores, estas perdido, porque multiplicas por dos tu trabajo, ya que pasarás, más tiempo preocupado por si lo están haciendo bien, que en otros menesteres.

“Cuando la confianza es alta, la comunicación es fácil, instantánea y efectiva”.

Por último, la complicidad, entre nosotros. No se trata de ser amiguetes, sino de entenderse a veces con una mirada. Yo como encargado observo mucho a la gente trabajar, pero se que a mi también me observan mis trabajadores. Ellos saben cómo me gusta hacer las cosas y suelen entenderme rápidamente. Felicitarles por su trabajo cuando lo hacen bien, y agradecer su esfuerzo, con palabras de aliento, hace que la complicidad, sea mucho más fácil de conseguir.

¿A quien le toca la china?

Lo normal, es que esos partes, los hagan los propios trabajadores de la construcción, en nombre de su empresa, lo cual, al que «le toca la china», no solo tiene que trabajar duro todo el dia, sino que pelearse con el encargado por una hora. No es fácil tampoco la posición de ellos, y lo veo dia a dia, tienen el cielo ganado, como diría mi madre.

Si que quiero hacer referencia en este articulo, a la unica cosa que no soporto en un parte de horas de administración, y es que me engañen.

El engaño es temporal.
La traición es instantanea.

Y sus consecuencias son devastadoras y prolongadas

Que me intenten colar horas de más, porque piensen, que yo no he podido verificarlas in situ, no lo admito. Se que me han colado, en mi vida profesional, muchas horas, y no porque no haya estado atento, sino que por circunstancias, ya que en ocasiones he tenido que coordinar hasta 3 o 4 obras a la vez. Pero esto es como todo, al que pillo, haciendome eso, sabe, que tiene la cruz y la raya hecha en su expediente, y mi confianza la dinamito.

Para finalizar, quiero dejar constancia, que los partes de horas, han sido, son, y serán durante muchos años, nuestra pan de cada día, tanto para el encargado de obra como para los trabajadores y el jefe de producción, pero seguiremos peleando, por encontrar siempre el equilibrio, y sacar adelante nuestras obras.

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]