El motivo del articulo: EL JEFE DE OBRA

Un jefe de Obra, es una persona que se construye a si mismo, dia a dia. Tras años trabajando en la construcción, he tenido la oportunidad y a su vez, la suerte, de trabajar en equipo con muchos jefes de obra, que me han enseñado, apoyado, ayudado y en muchas ocasiones, animado a seguir luchando por esta profesión.

ava2.png

El motivo de este artículo, no es otro, que homenajear a todas aquellas personas,que día a día, ejercen este bonito y sufrido puesto de trabajo en la construcción del siglo XXI, lleno de presiones y dolores de cabeza, ejecutando proyectos de gran envergadura y con objetivos, algunas veces inalcanzables.

 

La vida de un Jefe de Obra

La vida profesional de un Jefe de Obra, es una carrera de fórmula 1, pero sin coche. No paran desde que se levantan hasta que cierran los ojos, por las noches, aunque estoy seguro, que alguno en sus sueños,seguirá trabajando en la obra. 

Ellos, por lo general , tienen la culpa de todo lo que sucede en la obra, tanto para su empresa, como para la dirección facultativa. Aprenden a «Ostias»y perdón por la expresión. Desde que comienzan como becarios hasta que se quedan solos, les dan por todos lados.

Son personas poseedoras de un carácter especial, resolutivas y creativas. La mayoría tienen mucha mano izquierda ,paciencia y saber estar. En consecuencia su carácter como profesional, va a venir marcado por sus aptitudes y actitudes, frente a los problemas y circunstancias de la obra.

Soy conocedor que ser jefe de obra, tiene su parte positiva, como puede ser el orgullo de conseguir realizar un buen trabajo o tener la plena satisfacción de que en tu obra se firmen «0» accidentes,  y como no, si has conseguido la proeza de ganarle dinero a la obra.

u3.jpg
La tensión de las reuniones.
breather-163392-482453_PR_123___SI___01_05_14_073-m-Mask.png
La satisfacción de un jefe de obra
pexels-photo-140945
El trabajo duro en la oficina

Rendirles homenaje

Quiero, sinceramente, rendir homenaje, a todos los jefes de obra, que día a día, se dejan la piel, la vida y la salud por sacar adelante un proyecto, que en ocasiones viene ya marcado con el sello de perdidas, debido a las grandes bajas a la hora de ofertar las empresas.

También un jefe de obra de verdad, se levanta para estar el primero en la obra, y se pasa el día discutiendo con unos y otros. El subcontratista de turno, luchará con él, por conseguir sacarle 20 céntimos de euro más por metro cuadrados y además la dirección de obra retrasa sus decisiones importantes, ralentizando los trabajos en la obra. Entremedias, nosotros los encargados, nos metemos por enmedio, atosigando con preguntas y dudas, que hacen perder su concentración en la mayoría de las veces.

La figura de la Obra

u6.jpg

 

En consecuencia, un jefe de obra, representa el patriarca de la obra, esa figura a la cual todos recurrimos para que sea juez de nuestras decisiones. Desde el gruista que es insultado por el pavimentador, al encargado que discute con un proveedor, hacen que su mochila diaria de problemas, en pocas horas esté sin espacio ni lugar, y aún así, tendrá que continuar sin descanso. 

Por lo tanto, debo reconocer el esfuerzo y trabajo, que los jefes de obra, realizan a diario en sus respectivas obras, y sobre todo animarles a que continúen ejerciendo su profesión con ilusión y fuerza, porque de sus decisiones dependemos muchos. Yo como encargado de obra, apoyo su labor y entiendo sus presiones, las cuales a veces les desbordan en su trabajo diario.

Quiero  dejar constancia de los 50 verbos que un jefe de obra utilizará en su vida laboral a diario:

GESTIONAR
90%
REVISAR
50%
INFORMAR
65%
CONTROLAR
60%
ORGANIZAR
88%
REPRESENTAR
70%
CONFECCIONAR
90%
PLANIFICAR
75%
ESTUDIAR
50%
FIRMAR
95%
VERIFICAR
65%
DECIDIR
95%
INTERVENIR
80%
PARTICIPAR
50%
DIRIGIR
70%
SOLUCIONAR
85%
ANTICIPAR
65%
DIAGNOSTICAR
50%
MANTENER
53%
GARANTIZAR
53%
RESPONSABILIZAR
93%
REDACTAR
70%
SUPERVISAR
70%
IDENTIFICAR
56%
PREVEER
80%
IMPLANTAR
65%
OPTIMIZAR
52%
DEFINIR
59%
DAR
51%
EVALUAR
75%
ELABORAR
85%
APROBAR
50%
PROPONER
75%
TRAMITAR
81%
TRABAJAR
95%
PILOTAR
70%
ESTABLECER
50%
REALIZAR
68%
EJECUTAR
55%
CUMPLIR
85%
ENVIAR
52%
RESPONDER
90%
REUNIR
78%
CONTAR
86%
COMPROBAR
81%
SUFRIR
93%
CONCIENCIAR
60%
REGATEAR
90%
LUCHAR
92%
AFRONTAR
77%

Como has podido comprobar, cada verbo está asociado a un porcentaje, y a unos colores. Todos estos datos, no aparecen en ningún lugar, ni han sido gestionado con ninguna encuesta ni estudio, sino han sido creados en mi mente y en base a mi  percepción del dia a dia junto a los diferentes jefes de obra, con los que he podido compartir trabajo. Estoy seguro, de que en algunos de estos porcentajes, no estarás de acuerdo, pero es ahí, en dónde radica  lo especial de dicha tabla, en la capacidad, de cada uno, de dar nuestro propio porcentaje y color a nuestras capacidades, dependiendo siempre de nuestra particular visión.

Reflexión

Finalmente, hacer constatar que la presión que un jefe de obra, recibe a diario , lo moldea de tal forma, que a los demás nos descoloca en cierto modo.  Tu jefe puede ser tu amigo , a la hora de almorzar y  tres horas mas tarde, te esta metiendo un paquete, que te deja doblado.  Siempre tenemos que intentar, empatizar con su figura, y entender sus presiones, al igual que nosotros también las recibimos. Debemos ser conscientes, que su trabajo no es valorado como debería serlo, y eso a veces causa desencanto.

El jefe de obra: su camino
El camino que un jefe de obra debe recorrer es largo y bonito.
Click to rate this post!
[Total: 3 Average: 3.3]
A %d blogueros les gusta esto: