LAS DECISIONES DE UN ENCARGADO.

Las Decisiones.

Las decisiones de un encargado de obra, es una de sus labores más importantes. Gran parte de nuestra jornada laboral, nos la pasamos, decidiendo entre A o B, y en muchas ocasiones nos equivocamos.

Está claro, que errar es de humanos, pero la mayoría de las veces, es debido a la presión, a la que estamos sometidos.

Para paliar este hándicap, yo utilizo varias herramientas, que no son perfectas, pero que me ayudan en mi trabajo diario.

La principal, es controlar los tiempos. Para ello, necesito, valga la redundancia, tiempo. Lo necesito para organizarme, lo necesito para pensar y en base a mis reflexiones, actuar.

El Tiempo, es oro.

Cuando comencé en este trabajo, yo venía de la universidad, era un caso especial, ya que lo habitual es que los encargados hayan pasado durante años por la obra.

Yo creía que trabajando con los albañiles, y ayudándoles en su tarea, aprendería más y más rápido, pero estaba equivocado.

El primer jefe de obra que tuve, me dijo un dia: » Si te pasas el día trabajando con los albañiles, no puedes pensar, y si tu no piensas, dentro de dos días, los albañiles no tendrán tajo donde trabajar y le faltarán los materiales, y entonces tendremos un problema».

Sus palabras me hicieron reflexionar, y desde entonces me quedó claro, que mi tiempo de trabajo, era para otros menesteres, como organizar, replantear y proveer a los trabajadores de materiales.

Por eso, mi primera herramienta, es el correcto aprovechamiento de mi tiempo de trabajo.

Urgente VS Importante.

Entre las decisiones que un encargado debe tomar, debe saber discernir entre lo urgente y lo importante.

El Presidente 34° de los EEUU, Dwight Eisenhower decia:

» Lo que es importante casi nunca es urgente, y lo que es urgente casi nunca es importante».

Me llamo mucho la atención,en su biografía, la capacidad de obtener grandes rendimientos. Dicen, que utilizaba una herramienta muy sencilla, que ha perdurado con el paso de las décadas, basada en 4 líneas entrecruzadas, utilizando las palabras Urgente e Importante. En esta herramienta, como se muestra en la imagen, era imprescindible saber diferencias ambos conceptos, para sacar el mayor rendimiento posible.

 

Tabla de Dwight Eisenhoer.

Según Jame Clear, » Es una herramienta, que me permite tomar decisiones, y aumentar mi productividad, eliminando los comportamientos que toman mi energía, y nunca me llevan hacia mis metas».

Claro está, que no es nada fácil saber diferenciar en todo momento, de lo que es una tarea urgente, de una importante.

La mejor forma, de averiguarlo, es con la práctica del día a día. Pero aún así, quiero dejaros unas pequeñas pinceladas de estos dos conceptos.

«Importante«, por regla general, surge a partir de la comparación con otras cosas de características similares.

«Urgente«, podríamos definirlo, como aquellas acciones o tareas, por las que realmente se siente necesidad en reaccionar de inmediato. La urgencia es una cualidad asociada al tiempo.

Para tomar las decisiones finales deberemos tener en cuenta cuatro factores:

  1. Siempre que haya que realizar al mismo tiempo dos trabajos, el más urgente, será el que tenga la fecha límite antes.
  2. Entre dos trabajos que tengan la misma fecha límite, la más urgente, será la que lleve más tiempo de realizar.
  3. Una tarea que no tiene fecha límite, nunca será urgente.
  4. Y por último, cuando un trabajo tiene fecha límite, desde ese momento, empieza poco a poco, a ser urgente.

La Coherencia.

Mi tercera herramienta en la toma de decisiones y no por ser la última, menos importante, es la Coherencia.

Para estar, todo el día decidiendo cómo se debe hacer las cosas, hay que tener claros los conceptos y las relaciones entre ellas.

Tenemos que ser conocedores, de la mucha información que debemos transmitir a los trabajadores, durante todo el día. Un fallo nuestro, puede resulta muy costoso, y por eso debemos ser coherentes con nuestras decisiones y ordenes.

Un encargado, debe tener el talante suficiente, para los momentos difíciles. La paciencia, para no desesperarse ante algunas actitudes y sobre todo, la flexibilidad, para conseguir los objetivos marcados por su jefe de obra.

La Reflexion.

Yo, como encargado de obra, cuando tengo que tomar decisiones, intento adelantarme en el tiempo a las mismas. Siempre, debemos ir por delante, tanto de los trabajadores como de la organización de sus trabajos.

De nosotros depende, que no paren, y por ello, es fundamental que trabajemos en planificar con antelación y acierto los trabajos y las decisiones que tomemos.

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]